Conacyt bajo fuego. ¿Acaso sirve para algo la investigación científica y tecnológica?

Date:



La semana pasada el Consejo nacional de ciencia y tecnología (Conacyt) publicó su nuevo reglamento. El mensaje es claro: continuar la política para desincentivar la investigación científica y tecnológica. Los principales afectados son los miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI): Seguirán sin darles el apoyo económico (entre 21 y 50 mil ps al mes)*, se enturbia el proceso de selección o promoción mediante sorteos y mayor número de criterios y, se obstaculiza su ascenso. La poca independencia tecnológica del país se sume en la incertidumbre.

El portal del Conacyt comunica que “es la institución… de México responsable de… las políticas públicas… con el objetivo de fortalecer la soberanía científica… outline estrategias, articula y coordina la… investigación científica, desarrollo tecnológico e innovación del país, impulsando… la investigación de frontera… establece las agendas… que incidan en la búsqueda de soluciones a los grandes retos nacionales en salud, energía, agua, toxicidades, alimentación, seguridad humana, vivienda, sistemas socio-ecológicos, educación y cultura…”. Todo lo contrario a la realidad.

Los investigadores deben estar adscritos a una universidad. Ellos son el eje principal en las mejores universidades por su capacidad de personificar las tres funciones del sector del conocimiento: 1) Crearlo vía la investigación. 2) Transmitirlo vía la academia y 3) Usarlo vía consultorías y sus exalumnos. Aquellas universidades que no puedan sufragar los apoyos económicos que dejaron de recibir sus investigadores, no podrán sostener su calidad académica.

Asimismo, poner obstáculos a los investigadores en cualquiera de sus tres funciones es ir en contra de las mejores prácticas a nivel institucional usadas en 196 países alineados a la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Cultura, las Ciencias y la Educación). En México, las instituciones responsables de las 3 funciones son: el Conacyt (Creación), la Secretaría de educación (Transmisión) y la Secretaría del trabajo (Uso) deben rendir cuentas para conocer su rumbo.

Con excepción de Japón, la siguiente tabla muestra que los países con más investigadores de calidad, crean más empresas atractivas, que significan mejores ingresos. México no figura.

Premios nobel (Suiza 28, EEUU 385, Alemania 108, Japón 28, Israel 12, México 3). Los premios nobel indicar cultura de investigación.

Querido lector;

Se habla mucho del ingenio del mexicano. Espero que nos alcance para evitar que nos hundamos cada vez más en la incertidumbre. Pareciera que la estrofa “Mi ciudad es chinampa en un lago escondido” empieza a cobrar un sentido siniestro.

Agarren viada.

Referencias:

* Para los investigadores de las universidades privadas sin fines de lucro.

Los cambios del nuevo reglamento continúan afectando aún más a los investigadores inscritos en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI).

Los apoyos económicos a los investigadores, de instituciones privadas sin fines de lucro, inscritos en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI) siguen sin ser contemplados según el artículo 62 del reglamento vigente de 2021. Estos apoyos representan para el investigador un ingreso mensual neto que oscila entre 20 mil pesos a 50 mil pesos según su nivel en el SNI.

Las comisiones dictaminadoras que evaluarán el ingreso, permanencia o promoción dentro del SNI serán sorteadas entre investigadores de varios niveles en vez de estar a cargo de los SNI 3

El periodo para ascender de SNI 1 a SNI 2, o de SNI 2 a SNI 3 se extiende hasta 10 años.

** Mercado de acciones de las empresas de alta tecnología.

Fuentes:

https://www.theglobaleconomy.com/rankings/stock_market_capitalization_dollars/

https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Laureados_de_los_Premios_Nobel_por_papercentC3percentADs

Share post:

Popular

More like this
Related